Archivo de la categoría: Fotoperiodismo

Afrontar la crisis periodística


Los partidos españoles analizan las demandas ciudadanas tras las elecciones y el movimiento 15M. Pero estos días también se han evidenciado críticas y desafección hacia los medios de comunicación que los periodistas haríamos mal en ignorar.

Mientras un núcleo de simpatizantes del 15M mantiene acampadas y concentraciones pero piensa ya en trasladarlas a los barrios, puede ser momento de que cada sector social y profesional piense cómo ayudar a regenerar nuestra democracia y hacerla más participativa. Al colectivo de periodistas nos corresponde una tarea ardua.

La ciudadanía critica que los medios, más que informar, se alinean con una u otra opción política y hacen de voceros y amplifican las exigencias de los mercados y las agencias de calificación de recortar derechos sociales y laborales. El descontento ha cristalizado en lemas como “Nos mean y los diarios dicen llueve” o “Televisión=manipulación”. Dentro del movimiento ‘Democracia Real Ya’ se ha creado un sub-grupo llamado ‘Periodismo Real Ya’, cuya plataforma digital es una cuenta en Facebook.

Sea desde esta plataforma o en paralelo a ella parece que la coyuntura exige explicar que el sector de los medios de comunicación es, tras el de la construcción y automovilístico el más afectado por la actual crisis económica, que los profesionales trabajamos, en general, en una situación de gran precariedad, que se sucecen los ERES y despidos, que las concentraciones de medios en manos de pocos propietarios recortan puestos y atentan contra la pluralidad tan necesaria para la democracia. En esta línea, la profesora de la Facultad de Comunicación de Sevilla, María Lamuedra Graván, prepara interesantes documentos que espero poder enlazar pronto aquí, pues suponen una gran contribución al necesario debate. Modestamente ofrezco por si en algo puede servir -aunque no es un texto actual sino de 2002- la ponencia que escribí para el III Encuentro Iberoamericano de Economía Política de la Comunicación: “Precariedad laboral de los periodistas, la morzada de la prensa libre. Tentación peligrosa de pasividad”.

Pero escribo este post porque esta semana se anuncian reuniones y novedades muy interesantes:
– La convocatoria por la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) de una “Asamblea de periodistas desempleados o en precariedad laboral”, el próximo miércoles 1 de junio, a las 20.00h. en su sede de la calle Esproceda 6, 2ª planta. Se trata de “analizar la situación, buscar salidas y coordinar nuevos proyectos de autoempleo”, como un diario digital, una emisora de radio en Internet y una revista especializada que tiene previsto impulsar la propia APS.

– La celebración, también a instancia de la Asociación de la Prensa de Sevilla, mañana miércoles 25 de mayo, 20.00 h en la citada sede de una reunión para impulsar una Asociación de Periodistas Solidarios en la que periodistas y fotoperiodistas dediquen tiempo y trabajo a impulsar el desarrollo en lugares como Guinea-Bissau a través de la creación de nuevos medios de radios y prensa local.

Ambas reuniones están abiertas a todo periodista con interés en participar, sea o no miembro de la asociación.

– Finalmente, también supone una buena noticia que el Gobierno andaluz haya dado hoy el primer paso para la creación de un Colegio Oficial de Periodistas de Andalucía.

Difundo estas convocatorias e informaciones con el propósito de que cuantos podamos participar, contribuyamos con nuestro esfuerzo a mejorar la situación de la profesión y la calidad del servicio que estamos llamados a prestar a nuestra sociedad.

Anuncios

El fotógrafo Emilio Morenatti ya corre

Menos de medio año después de que un atentado en Afganistán seccionara una pierna al fotógrafo español Emilio Morenatti, él ya es capaz de correr gracias a una prótesis y a su capacidad de luchar.

El vídeo adjunto que he encontrado en la Red da muestra de lo bien que se desenvuelve con el artilugio que hace las veces de pierna ortopédica y del buen humor que derrocha (no sólo porque aparece riendo, sino por el nombre con que se ha colgado video, “Patapalo”, y la banda sonora, el tema homónimo de Raimundo Amador)

Como ya conté en un post anterior, conocí a Emilio hace años pero también hace mucho que no le veo pues viaja por todo el mundo y vive en EEUU.

El pasado septiembre, apenas semanas después del atentado, intercambié con él un par de mails en los que lo noté extraordinariamente bien, animado, dispuesto superar la dificultad.

Estaba segura de que lo iba a lograr porque es alguien especial, que transmite fuerza, entusiasmo, seguridad. Pero no me podía imaginar que tan pronto.

Esta sorpresa me llena de alegría. Estoy segura de que alegrará a muchos más. Es probable que antes de lo que imaginábamos Emilio pueda dedicar sus energías de nuevo a las fotografías, a su fantástico trabajo de fotoperiodista. Pero en todo caso ya se ha convertido en un ejemplo brutal de superación y en una referencia para hacer realidad eso que decía Benedetti de “Defender la alegría“.

Un beso, Emilio, enhorabuena, por la carrera y por la risa.

Ánimo al fotógrafo Emilio Morenatti

Terminadas las vacaciones reactivo mi blog y siento hacerlo con una mala noticia pero no puedo dejar de pensar en el fotógrafo Emilio Morenatti que cubría las últimas elecciones afganas cuando una bomba estalló arrancándole su pie izquierdo. Pienso en él y le envío el abrazo más cálido que puedo concebir tan lejos de donde se recupera, en EEUU, al otro lado del Atlántico que a él lo vio crecer y a mí me ha hecho disfrutar este verano, el gaditano.

Aunque es seguro que él no lo recuerda, conocí a Emilio en 1998 cuando entré en la redacción de la Agencia EFE en Sevilla. Yo era una becaria y él ya un profesional de prestigio al que dedicaban columnas compañeros periodistas.

Empezó su carrera en Jerez donde se crió (me acabo de enterar de que nació en Zaragoza), como su hermano, pero su primer gran éxito llegó en 1992 cuando lo fichó la agencia para cubrir la Expo. Desde entonces trabajó en EFE con los también magníficos Eduardo Abad y Julio Muñoz. Me encantaban las fotos de los tres que colgaban en las paredes de la agencia. Y las nuevas que hacían.

Pasado un año me fui a un diario local y le perdí algo la pista. No obstante me llegaron las noticias de que había cogido la malaria en Malawi y más tarde (2001) de que pidió la excedencia para trabajar en Afganistán con la agencia Associated Press (AP). Una mañana de 2006 al poner la radio, oí que habían secuestrado, en Gaza, a un fotógrafo español y supe que era él. Por suerte, pasadas unas horas, Emilio fue liberado sin heridas.

Desgraciadamente, esta vez no ha salido indemne y tras dos operaciones en Dubai, ahora Emilio se recupera en los Estados Unidos donde, como bien decía su hermana en una carta a EL PAIS, tendrá que adaptarse a una nueva etapa, una difícil, pero que un hombre, un trabajador y un artista con valor y talento como él sabrá afrontar de la mejor manera.

El tiempo no puede pararse, ni dar marcha atrás. No se puede volver al instante previo a que estallara la bomba, sino mirar adelante, todo lo que queda por hacer, por captar y denunciar. Y el mejor acicate para que Emilio lo haga no serán, seguro, los prestigiosos premios internacionales que, como los que ya ha ganado, le quedan por ganar, sino que todos superemos la indolencia, reaccionemos ante las injusticias que él muestra y consigamos que ninguna otra violencia mutile a nadie más, sea o no conocido, sea o no occidental.

Un beso enorme, Emilio. Gracias por tus fotos y perdona la licencia de reproducir alguna. No se me ocurría mejor manera de presentarte a quien aún no te conoce. Aquí estamos para lo que quieras.

El parpadeo mágico de David Estrada Larrañeta

Las imágenes del fotoperiodista y artista colombiano David Estrada Larrañeta son un regalo.

La tecnología hace posible que hoy cualquiera pueda sentirse fotógrafo con sólo hacer clic en su cámara o incluso móvil. Pero ser fotógrafo no es eso. Es tener talento para mirar. Saber captar, antes de que pase el instante, antes de que sea tarde, la realidad reveladora, evocadora. Es poseer un parpadeo mágico y sincronizarlo al de la máquina. Hacerla una prótesis como de cyborg.

David Estrada lo consigue. Lo compruebo en cada nuevo trabajo. Me conmueve. Tuve el inmenso placer de conocerle y trabajar con él hace diez años en Sevilla. Ahora que está en Colombia lamento que un océano nos separe. Pero estaba cantado: el mundo es demasiado ancho y él ha nacido para mirarlo y retratarlo.

Un beso a él desde esta orilla del charco y a todos los demás aquí va una mínima parte de su trabajo. Para ver mucho, mucho más entrad en su fotolog: http://www.davidestradacolombia.blogspot.com/