Victoria pírrica de (IN)Maduro

En democracia, las formas son fundamentales. Y si hablamos de formas esenciales (permítase el oxímoron), no podemos pasar por alto el infantilismo espiritista del pajarito reencarnación del comandante Chavez, ni los chistecicos homófobos sobre la falta de novia conocida de Capriles, ni la exhibición en mítines de la compañera de Maduro, como si fuera un hermoso jarrón del salón, ni menos aún -si es posible una escala de horrores en la casa de idem- la amenaza de mantener el status quo por la fuerza militar si el resultado electoral no fuera una victoria, siquiera pírrica como ésta. LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN ANDALUZA DE eldiario.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s