STOP racismo contra los gitanos


La expulsión masiva de ciudadanos rumanos desde Francia y la connivencia hacia ella de las instituciones europeas es una vergüenza. Y si los ciudadanos no queremos ser cómplices de esa persecución por razones étnicas, al ser todos los expulsados gitanos, y de pobreza, tenemos que alzar nuestra voz y oponernos.

Con una ingenuidad sospechosa solemos preguntarnos, ¿cómo fueron los alemanes capaces de soportar el holocausto que perpetraba el poder nazi? Tengamos la valentía de contestarnos la verdad que de sobra sabemos: mirando hacia otro lado como nosotros hacemos a diario.

Seguro que ellos también tenían sus problemas de trabajo, de pareja; vivían en un contexto socioeconómico muy parecido al nuestro de crisis y de paro. Ya entonces los gitanos compartieron con los judíos (los homosexuales, los comunistas y otras minorías) el ser el chivo expiatorio para la frustración generalizada.

¿No hemos aprendido nada? ¿Podemos creer que todo esto está pasando casualmente? ¿Qué coinciden en el tiempo los recortes sociales, con maniobras en las que se azuza el miedo al diferente, al inmigrante? ¿Han logrado décadas de adocenamiento colectivo, en las que se nos ha transmitido el desprecio por cualquier forma, no ya de ideología, sino de idealismo, han logrado –digo- su objetivo de desactivar el más mínimo de nuestros pensamientos críticos?

Quiero creer que no. Europa no son ellos, los presidentes de los Gobiernos (del ultraderechista Sarkozy al supuesto socialdemócrata de Zapatero que, para mi total asombro ayer le saltó a la palestra para echar un capote a su compañero). No lo son, de la misma manera que Ratzinger no encarna el espíritu del Evangelio. Europa somos nosotros, los europeos. Si Europa tiene sentido no es por el mercado (el carbón y el acero del pasado) sino por los ideales humanistas, por los derechos humanos, precisamente enunciados en la Francia revolucionaria, hoy tan reaccionaria. Europa son los rumanos, gitanos o no gitanos, porque son miembros de la Unión europea y tienen todo el derecho a moverse por ella, como nos movemos el resto.

Tenemos que parar el racismo de inmediato. Hacernos una chapa o una pegatina y pegárnosla en la solapa. Todos. Quizá la iniciativa tuviera tirón mediático si se sumaran esos grandes artistas, muchos de ellos gitanos, que este mes en Sevilla protagonizan la Bienal de Flamenco.

Hay que negarse a dar por buena la estigmatización de todo un pueblo. Sin embargo, las expulsiones han ayudado a Sarkozy a aumentar su valoración popular que estaba por los suelos.

Recurrir a la demagogia, al populismo es siempre muy fácil. Ser fuerte con el débil cuesta mil veces menos que serlo con el poderoso. Mientras uno distrae al pueblo azuzando el miedo al diferente, se evita tener que parar los pies a esos poderes fácticos por culpa de los cuales estalló la actual crisis económica, esos que pidieron un rescate a los gobiernos internacionales que se han debido llevar a paraísos fiscales y ahora andan empeñados en que la solución pasa por reformar el mercado de trabajo, es decir, por tener más fácil el echar gente a la calle y pagar menos a los que tengan ‘la suerte’ de quedarse trabajando más horas que antes.

En este contexto se oyen en la radio tertulianos que justifican a Zapatero diciendo que tiene que seguir el juego de Sarkozy aunque no le guste porque está en juego la ayuda antiterrorista de Francia o se lee en la prensa supuestamente de izquierda a pontificadores del ultraliberalismo más salvaje, como Santiago Miño, diciendo que “no es tiempo de revoluciones de invierno” sino de “aceptar recortes económicos y sociales”.

Y una no puede dejar de escalofriarse ante el grado de cinismo que ha logrado implantarse en nuestra sociedad. A pesar de lo cual confío en que reaccionaremos, en que lo haremos ya, antes de que tengamos que lamentar haber vuelto a hacerlo tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s