Regalo de Reyes: Falling Slowly

En vísperas de la que es mi fiesta preferida, me disfrazo de “reina maga” para haceros un doble regalo: la canción Falling Slowly y la recomendación de no perderos este año la película a la que pertenece, el musical Once.

Once es una película de 2007 pero se ha convertido para mí en un clásico a revisitar, al menos una vez al año, al menos en Navidad. La asocio al frío porque está rodada en las calles de un Dublín invernal. Pero también porque el vídeo que os adjunto en este post, mi preferido de sus protagonistas, Glen Hansard y Marketa Irglova, los muestra cantando en el nevado Festival de Sundance 2007.

El éxito en ese certamen y el ganar luego el Oscar al mejor tema original, este Falling Slowly, fueron triunfos inesperado para sus protagonistas, músicos reales. Sólo en EEUU la película pasó de estrenarse con dos copias el 20 de mayo de 2007 a exhibirse un mes después en 126 salas y recaudar más de 3 millones de dólares.

A pesar de todo, la película y su hermosísima banda sonora pasaron bastante desapercibidas en España donde, aún hoy, siguen siendo poco conocidas. Yo misma cuando entré en la sala de cine, en 2007, lo hice a regañadientes porque no había entradas para la película que quería ver y que hoy ni recuerdo. La publicidad de Once fue espantosa. La pregunta retórica que se suponía debía atraer al publico era disuasoria:”¿Cuántas veces llega el verdadero amor? (How often do you find the rignt person?)” Y la respuesta era peor: “Once” (pues dejaron la palabra inglesa original en vez de traducirla por “Una vez”, dando pie como poco al equívoco, o peor al ridículo.

Pero en cuanto escuché a Glen Hansard supe que aquella no iba a ser una estúpida comedia romántica. Luego entró en escena Irglova, cantaron a dos voces, tocaron el piano a cuatro manos y, definitivamente, me ganaron para su causa: la de un musical contemporáneo, donde las canciones no son aderezo, tienen entidad propia, por eso no se cortan, se emiten y reciben, se disfrutan de principio a fin. Los temas, cada tema justifica la película, que exista. Pero además la cinta logra el prodigio, el milagro de levantar, a estas alturas, una historia de amor que electriza.

Ese relato, esa voces, son mi regalo, vía post, en esta fiesta de Reyes en la que, como dice el escritor Gustavo Martin Garzo (EL PAIS, domingo 3/01/2010) el mejor regalo es la ilusión.

Distrutad de ella, de la canción y, en cuanto podáis, de la película.

4 Respuestas a “Regalo de Reyes: Falling Slowly

  1. Maria: hoy es la primera vez que entro en tu pagina y me ha gustado mucho. Los comentarios sobre Once y On the loop me han interesado pues evidentemente no son muy citadas en las criticas habituales, y se agradece acceder a esta información. Un cordial saludo emilio pujol

  2. Es una de mis películas preferidas y esa canción me toca muy muy adentro. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s