Archivo mensual: diciembre 2009

Una gran película ignorada por la prensa

Mientras todos los telediarios de España han informado del estreno de Avatar, una película cuyo principal valor es, aparentemente, resultar espectacular gracias a la tecnología 3D, otra cinta está pasando de puntillas por las pantallas. Injustamente, porque es buenísima.

Se trata de “In the loop”, título que podríamos traducir como “En el ajo”, en el sentido de “estar al tanto”, “enterado”, “en el meollo donde se toman las decisiones” o, concretamente en este caso, en las altas esferas políticas y militares de Gran Bretaña y Estados Unidos en vísperas de la declaración de una guerra que, por las pistas que se dan, podría ser la última del Golfo.

La película es una comedia divertidísima, desternillante y al mismo tiempo certera en su análisis, en su crítica de la vacuidad de los supuestos “responsables” del planeta.

Emparentada con series como la estadounidense El ala oeste de la Casa Blanca, o la británica The Office o películas, antiguas como Teléfono rojo, ¿volamos hacia Moscú? (1964) de Stanley Kubrick y recientes como Quemar después de leer (2008) de los hermanos Cohen, In the loop tiene entidad propia gracias a un guión formidable (coescrito por su director, el cómico escocés Armando Iannucci) y al trabajo brillante de un reparto desconocido para el espectador español, a excepción del actor que interpreta al General Miller que es James Gandolfini, protagonista de la célebre serie Los Soprano.

En definitiva, una cinta para no perderse pese al eclipse mediático que ha sufrido incomprensiblemente. Id a verla antes de que la quiten que será pronto, pues la estrenaron el 4 de diciembre. Ah, y si podéis verla en versión original, ni lo dudéis. Yo he puesto aquí el trailler traducido porque no he encontrado uno en VO subtitulada al español. Pero, francamente, no hay color. Si queréis ver el trailer en inglés pulsad aquí.

Todo a cien en arte contemporáneo

En plenas Navidades, cuando todos, como hipnotizados por los destellos del alumbrado kitsch, nos entregamos a la fiebre consumista, lugares Montana Shop and Gallery o La nave spacial nos dan la posibilidad de regalar arte contemporáneo a precio razonable, cien euros como máximo.

Montana Shop and Gallery es un espacio original, dentro del panorama sevillano, un híbrido de tienda de ropa y galería de arte, con el nexo de “lo urbano” que por tercer año consecutivo pone en marcha esta especie de mercadillo. Para la ocasión ha implicado a los siguientes artistas:

Nano 4814 (Vigo), Suso 33 (Madrid), Pedro Godoy (Mérida), Manolo Cuervo (Sevilla), San (Cáceres), Egs (Helsinki), Marcos Fernandez (Sevilla), Axel-Void (Miami), Manuel Calvarro (Huelva), Felipe ortega (Sevilla), Wuz (Sevilla), Montse Caraballo (Sevilla), Claudia Font (Barcelona), Andy Rivas (Cádiz), Vino (Barcelona), Maria José Gallardo (Sevilla), Rocky (Barcelona), Wen (Sevilla), Rosh (Elche), Srger (Sevilla), Lahe (Sevilla), Fons (Elche), Rois (Elche), Osier (Sevilla), Rorro Berjano (Mérida), Seleka (Sevilla), More Amore (Huelva), Fossi (Sevilla), Mets (Madrid), Antonio Godoy (Mérida), Ed Zumba (Sevilla), Slam (Sevilla), Okuda (Santander), Kraser (Cartagena), Zosen (Barcelona), Yor (Cádiz), Mosterland (Sevilla), Irene Mala (Sevilla), Redneck (Sevilla), Largo (Sevilla), Pedro Delgado (Sevilla), Okan (Barcelona), Zeta (Madrid), D.O.C.S. (Valencia), JoeKing (Sevilla), Agnés Mateu (Barcelona), Curro Gonzalez (Sevilla), BInbo (Sevilla)

Sus obras de motivos, materiales, formatos totalmente diferentes pueden interesar a un público variopinto.

Su exposición, que se inaguró el 22 de diciembre con una sesión musical de Fun Frenzy, seguirá abierta hasta el 15 de enero en horario de 11:00 a 14:15 h. y de 18:00 a 20:15h. de martes a sábado, en el local de Montana (C/Pasaje Mallol, 10ac, en el barrio de San Luis). Y yo os animo a no perdérosla.

Pero el que vaya conviene que sepa que tiene cerca, en la Plaza del Pelícano, otra iniciativa parecida, ésta promovida por La nave spacial, espacio creativo autogesionado por escultores y artistas plásticos, dirigidos por el crítico de arte y comisario independiente Juan-Ramón Barbancho. Su muestra lleva el título de Estrategia de crisis: arte a 100 euros. Fue inaugurada el 18 de diciembre, seguirá abierta hasta el 9 de enero y en ella participan:

Rorro Berjano, Marcos Fernández, Antonio Godoy, Laura Calvarro, Seleka, Francis Naranjo, Felipe Ortega-Regalado, Aitor Lara, Eva del Fraile, Montse Caraballo, Sandra Carvalho, Miguel Soler, Cristina Galeote, Eduardo Dantas, Mercedes de la Gala, Mikel Linares (Cuba), Abdul Vas (Surinam), Alejandro Botubol, Ismael Lagares, Celia Macías, Manuel León, Víctor M. Gracia, Concha Ybarra, María Cañas, Alexander Pinto (Venezuela), Slam, Jabi Machado, Eugenio Heredia, Pablo Rodríguez, Pedro Delgado, Luis Salazar (Venezuela), Alfonso Terry, Amalia Ortega, María José Gallardo, Irene-Iré, Paka Antúnez, Patricia Ruíz, Axel_void, Rodrigo Tavera (Méjico), Macjob Parabavis (Venezuela), Olmo, Diego Diez, Peter Punk.

En definitiva, los artistas se ponen las pilas para llegar a un público que no los conocería y menos compraría por los canales de venta tradicionales, las galerías más consolidadas pero también más herméticas o caras.

Directo de Maga en el Teatro Central


El que para mí es el mejor grupo pop sevillano, Maga, actúa mañana miércoles 16 de diciembre, a las 21.00 horas, en el Teatro Central y es una oportunidad fantástica para disfrutarlos. O descubrirlos, si es el caso.

Yo ya escribí un post entusiasta sobre ellos en verano. De hecho su tema Agosto esquimal fue el que dejé “a modo de regalo”, colgado todas las vacaciones.

Ahora para saber más del grupo y del concierto os remito a alguien que sabe más del tema, Marcos Donas, crítico musical que ha colgado sendos artículos en el blog colectivo que lleva tiempo impulsando y en la revista cultural digital Tertulia andaluza.

Lo que más tememos los admiradores de Maga es que toquen pocos temas, dado que ellos son “artistas invitados” en un concierto colectivo, organizado a mayor lucimiento de los ganadores del Circuito Rok Pop Joven de Andalucía: Guadalupe Plata y Chin-Yi.

Pero toquen poco o mucho, oírlos y en ese foro, será un gustazo. Y en el mejor de los casos descubriremos otras formaciones interesantes. Así lo espero.

Hay que evitar la muerte de Aminetu Haidar


La activista saharaui Aminetu Haidar lleva 28 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote y se ha declarado dispuesta a llegar al final, hasta la muerte, con tal de regresar a El Aaiún, su lugar de residencia, donde viven sus hijos, de donde la dictadura marroquí la expulsó sin papeles con la connivencia de nuestras autoridades democráticas que, de una forma extraña, no sólo aceptaron, sino que forzaron su entrada a España sin pasaporte.

Se trata de un asunto complicado y con aristas. Personalmente me parece muy irregular que se permita el acceso a un indocumentado al país, por más que ahora se alegue que Aminetu tiene permiso de residencia español en regla. No me hago a la idea de otro ciudadano a quien se le franqueara el paso de nuestra frontera sin pedirle documentos. En las fronteras, todo extranjero y casi todo nacional es sospechoso mientras no demuestre lo contrario. Y sin embargo, a Aminetu que no quería bajar del avión, que fue forzada a subir en él, la obligaron a descender. Raro.

La autoridad judicial, sin embargo, ha declarado que el Gobierno ha aplicado bien la ley en este caso. No soy ninguna experta. En todo caso este post no pretende esclarecer la cuestión legal, sería demasiado osado, incluso para mí.

Lo que sí me siento con necesidad de compartir es mi convicción de que Aminetu no debe morir. Y de que todas las instancias implicadas tienen que tratar de evitarlo. Por supuesto, para empezar el Gobierno de Marruecos, el Ejecutivo español, las diplomacias internacionales que puedan ayudar de un modo u otro.

También la sociedad civil, los ciudadanos de a pie podemos hacer algo. Debemos pronunciarnos. Todos los interesados en solidarizarse con Aminetu y apostar por una solución rápida de su situación podéis leer y, si estáis de acuerdo, firmar el manifiesto al que os conduce este enlace. Y también podéis informaros de acciones en las webs de las Asociaciones de Amistad con el Pueblo Saharaui.

Pero también desde aquí hago un llamamiento a los más cercanos a la propia Aminetu. Es muy tentador para la causa saharahui contar con un/una martir. Lo comprendo porque son muchos años de olvido para su caso, el de una terrible violación de derechos humanos, perpetrada en 1975, que la comunidad internacional en general y España en particular ha olvidado con un cinismo despiadado.

Aminetu ha conseguido en un mes que el tema salte a las primeras de los diarios internacionales después de años y años de incumplimimiento de resoluciones de la ONU sobre un referendum de autodeterminación del pueblo saharaui. Pero los mártires son muertos. Sólo perviven en pósters, camisetas y en el recuerdo. Aminetu es una persona, una mujer, una madre, una amiga, una activista en defensa de los derechos humanos internacionales. No merece morir. Y su muerte no será más útil que su vida. Puede que sí más impactante. Puede que los medios de comunicación se estremezcan con histeria si la mala noticia llega y que transmitan la histeria al orbe de la comunidad-planeta. Pero al día siguiente, otra persona ocupará la atención de los mass-media, se hará el vacío sobre el conflicto saharaui y la vida concreta de Aminetu será irreplazable, como irremplazable su presencia para los únicos para los que realmente es insustituible, la gente que ya la conocía y amaba antes de este terrible incidente.

Por eso hay que evitar que Aminetu muera. No alimentándola contra su voluntad, sino tratando de que este atropello de sus derechos se repare cuanto antes y, si antes de que la comunidad internacional actúe como debe se ve que puede ser demasiado tarde para ella, conminándola a vivir, planteándole la vuelta atrás como un acto de valentia, de responsabilidad y no empujándola a saltar a un vacío que nunca ha hecho bien a nadie.

Mi abrazo más solidario a ella, a los suyos y a todo el pueblo saharaui. Mi deseo sincero de que sus derechos sean reconocidos y de que el maravilloso país que es Marruecos se democratice ya y para siempre, sin excusas, sin paternalismo de rey ni elite, y mi compromiso como ciudadana española de estar alerta y ser crítica con los atropellos de nuestras autoridades, ésas que elegimos, pagamos, nos representan y nos deben cuentas.

PD: Un grupo de realizadoras españolas ha rodado recientemente el documental Tebraa: voces de mujeres saharauis, que os recomiendo encarecidamente. La tebraa es el canto de las mujeres del desierto del Sáhara. Son cantos de amor o de lamento que entonan cuando están solas. Os he adjuntado el cartel de la película porque incluye los nombres de las protagonistas, las directoras y las instituciones implicadas y puede ayudaros a localizarla para verla.

Fernando Trueba da un traspiés

Lo peor de El baile de la victoria, la última película del cineasta Fernando Trueba, es que no sólo resulta increíble, sino que abordando historias terribles, dolorosísimas, las de sus tres protagonistas, en muchos momentos, sin pretenderlo, parece una comedia, da risa.

Casi todas las críticas que había leído o escuchado antes de ver la cinta eran negativas, incluida la del amigo del realizador, Carlos Boyero, y aún así fui a verla, sobre todo porque para asombro de cualquiera este puente de diciembre apenas tenía competencia en la cartelera. Y ahora, lamentándolo mucho, tengo que decir que coincido con los críticos.

Lo siento por motivos diversos. Fernando Trueba es alguien por quien siento simpatía, con quien comparto, gustos musicales y cierto punto de vista sobre la vida. Me encantaría admirar todas sus películas. Pero si soy sincera conmigo misma, de ficción, sólo me ha gustado Belle epoque (La niña de tus ojos, no estaba mal pero tampoco me encantó). Tengo mejor impresión de sus reportajes, Calle 54 y El milagro de Candeal, en ambos casos “la música me llevó”.

Además, la película parte de una historia potente, de la denuncia no sólo de las atrocidades pinochetistas en Chile, sino de la actual indiferencia de una acomodada clase media hacia las víctimas de la dictadura aún vivas. Algo que siento necesario y que me escalofría.

En tercer lugar, se trata de la versión de una novela de Antonio Skármeta, autor de aquel “El cartero y Pablo Neruda” tan maravillosamente llevado al cine.

Y a pesar de todo, la chispa no salta (ni en dos horas de metraje). En parte, por causa de los actores, todos francamente mejorables, salvo quizá Ricardo Darín (aún así muy lejos de su magistral papel en El secreto de sus ojos, esta misma temporada). Pero sobre todo, por la propia concepción del filme (guión + dirección).

Lo resumo en dos objecciones, de forma y de fondo. En cuanto a la primera, parece una película anterior a la conquista de un lenguaje propio por el cine. Resulta increíble que todavía un director se sienta obligado a mostrar un ojo, cuando un personaje dice “ojo”, una pestaña cuando se pronuncia esa palabra, un muchacho comiendo una sandía cuando se cuenta en qué circunstancias lo apresaron. No debería hacer falta decir hoy que no es necesario que la imagen y la palabra concidan, es más, que es redundante.

Sobre el fondo, es un tópico, falso como casi todos, que una muchacha, por haber sufrido, muchísimo, por ser huérfana de desaparecidos políticos, por haber perdido el habla a consecuencia del trauma, por ser pobre y prostituirse para salir adelante, sea más artista que nadie, baile mejor que ninguna otra bailarina, con más sentimiento. Es falso que el arte sea hoy tan raro, tan escaso, como para que un periodista (interpretado por el novelista Skármeta, con las limitaciones que pueden imaginarse) se sienta conmocionado al ver bailar una vez, tres minutos, a una chiquilla.

El drama hoy es, más bien, que hay muchos artistas. La universalización de la educación (al menos en Occidente), una de las grandes conquistas democráticas, lleva aparejada la multiplicación de la mano de obra cualificada, incluso artística. Algo que casa fatal con el sistema sobre el que se cimienta nuestro mundo, el mercado, que exige una oferta pequeña, para una gran demanda a fin de que los precios sean altos. Igual que se prefiere tirar litros de leche por las alcantarillas a que su precio baje, se malgasta, malbarata, obvia, el mucho talento que hay. La Victoria de la película no habría brillado nunca en ninguna crónica periodística. Tal vez ahí haya un buen tema para una buena película.

Concierto de Cerebral y Gaggia en Malandar


Los grupos Cerebral y Gaggia tocan mañana miércoles 2 de diciembre en la sala Malandar de Sevilla, en una especie de duelo, según el cartel con tiradores de esgrima que se han sacado de la manga.

La cita es a las 21.30 en el conocido bar de la Avenida de Torneo, la entrada costará 5 €, una inversión que, seguro, va a merecer la pena.

Adjunto aquí el vídeo que Cerebral está moviendo aunque, en mi opinión, no es de su mejor tema. Pero como ya dije en el post que escribí en junio cuando los descubrí tocando en vivo en la fiesta de la música, son realmente buenos y Rueda, la cantante, tiene una enorme fuerza.

Cualquiera que tenga curiosidad puede descargarse ya tanto los discos de Cerebral como los de Rueda en sus páginas web, oírlos y si les gustan animarse a pasarse por Malandar mañana por la noche.