Color añejo años 50, potencia s. XXI


El décimo Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla, deja hasta el 10 de enero una pequeña aunque preciosa exposición de la ilustradora e historietista Sonia Pulido que conviene no perderse.

Es Separar por colores, selección de trabajos de esta artista que publica en medios como El País Semanal, El País de las Tentaciones, Ed. Planeta, Ed. Anaya, Kosmópolis (Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona), Club Cultura (FNAC), Barcelona Magazine, RockdeLux, Cinemanía, Ling, Calle 20, Benzina, NSLM, Woman, Delicatessen (La Santa Cultura Visual), Trainning & Development Digest, Calle 13 y Revista de estudios de juventud (Injuve).

Lo distintivo de esta destacada dibujante (en un mundo aún muy masculino, en el que por suerte hay otros nombres de mujer como el de Raquel Alzate, de estilo tan distinto al de Pulido) es el uso de colores e iconos muy de los cincuenta al servicio de inquietudes contemporáneas.

La imagen elegida para el cartel es una declaración de principios: una pin-up girl que se enfunda unos guantes de boxeo, para colmo rojos, y lanza, como un derechazo, su pregunta: Want to taste my love? Para anunciar de inmediato, como si no quedara claro: Femme fighters are coming back!

Pulido, ha publicado tres libros de historietas e ilustraciones; Chromorama, Les éditions de la cerise, Francia. 2008, Cromos de luxe, Editorial Monográfico, España, 2007, Puede que esta vez, Editorial Sins Entido, España; Éditions de L’An2, Francia, 2006. Y ha participado en el libro colectivo Pepsi. Weimar, publicado por la Semana Negra de Gijón en 2008.

Puedo poner una pega a la exposición, organizada en la Casa de la Provincia (Plaza del Triunfo): que tanto la colocación de las obras como su iluminación fallan. Hay una luz rojiza desvaída que no tengo claro qué pretende y que no saca el mejor partido de las ilustraciones; y éstas, que son pocas y de pequeño formato, están colocadas en un espacio tan amplio, de paredes tan blancas, que casi casi se pierden. De hecho, la sala que mejor funciona es la última, menor que el resto y de paredes forradas.

Pese a todo, visitar la muestra merece la pena. Recomiendo prestar especial atención a la versión en cómic del poema La Muerte y la Doncella de Matthias Claudius, hecha para la muestra y hacerse con el catálogo, cuyo repaso es un gustazo.

Estoy segura de que los graffitis del patio no pasarán desapercibidos.
Concretamente, el hecho con motivo de la exposición de Pulido es obra del grafitero Ionni, al que conviene seguir la pista.

Una respuesta a “Color añejo años 50, potencia s. XXI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s